Parentescos Ilustres

Don Diego Osorio de Escobar y Lamas

 

Don Diego Osorio de Escobar y Lamas (La Coruña, 1608 - Puebla, 1673), sobrino carnal de doña Catalina Osorio de Escobar y Robles, I vizcondesa de Quintanilla de Flórez, fue un prelado y administrador colonial español, vigésimo cuarto virrey de Nueva España (1664) en sustitución del depuesto conde de Baños.

Gonzalo de Tapia 

 

Gonzalo de Tapia fue el primer misionero y mártir jesuita en México, tuvo una muerte trágica en el estado de Sinaloa en 1594. Nació en España, llegó a México en 1584 a los 26 años de edad, y a San Luis de la Paz en 1589. Allí estableció la primera misión jesuita del país. Realizó el primer bautismo en noviembre de 1590 y el último en junio de 1591. En esta última fecha salió con rumbo a Guadiana, Durango. Ahí fundó otra misión y posteriormente pasó al norte de Sinaloa. En esa región, la tribu suaque era la más populosa y los indígenas mezclaban la superstición con la religión. Al reprender a los recién convertidos sobre sus prácticas religiosas paganas, Necabeba, su jefe de ritos, enfureció y planeó matarlo. El domingo 10 de julio el padre Tapia celebró misa en Tovoropa como acostumbraba. Por la tarde, al estar de rodillas rezando el rosario en su choza, Necabeba y otros entraron y a macanazos lo sacaron, cortándole la cabeza con un hacha y el brazo izquierdo. Su cráneo se encuentra en el museo del archivo histórico de la Compañía de Jesús en la Ciudad de México.

Don Gabriel de Villagrán (o Villagrá)

 

Don Gabriel de Villagrán nació en Villagrán, Navia, en León en 1520. Partió a Indias en 1537 y a Chile en 1549. Asistió en las batallas de Guarina y Jaquijaguana en Peru. Fue maestre de campo de la expedición de Don Francisco de Villagrán a Chile en 1551, encomendero de La Imperial, corregidor (1562-1564), acalde (1567, 1575) y teniente general del reino de Chile en 1564. Casó en La Imperial en 1558 con Doña Isabel de Villarroel, hija de Don Gaspar de Villarroel, nacido en Ponferrada, Galicia, vecino de Indias desde 1538 y de Chile desde 1540, vecino fundador de la ciudad de Santiago en 1541, encomendero de Concepción y de Valdivia, regidor de esa ciudad (1563) y corregidor (1567, 1579); y de Doña Catalina de Barona y Buisa, nieto paterno de Don García de Villarroel y de Doña Beatriz Vaca. Falleció en 1585. Su hijo Don Juan de Osorio y Villagrán de Villarroel fue Gobernador de Chile.

Marqueses de Valverde de la Sierra

 

Tras el fallecimiento del I Vizconde, su esposa Doña Catalina casó en segundas nupcias con don Francisco de Villamizar y Villalpando. Tras su viudedaz el Señorío de Santa Marina del Rey fue adjudicado a su biznieta doña Andrea María Tebes Villamizar Tobar y Osorio, Marquesa de Valverde de la Sierra y Señora de la Tierra de la Reina de Villamartín de don Sancho, al ser ésta descendiente del mayor de los hijos habidos por doña Catalina en su segundo matrimonio. Doña Andrea había estado casada con don Antonio de Samaro y Urbina, Marqués de Villabenezar, del que había quedado viuda en 1747 y era vecina de la ciudad de León, habiéndole dejado dos hijos, don Isidoro, que fue su heredero y don Diego, Capitán, quien murió en 1751 en Cuba sin dejar descendencia legítima. A partir de esa toma de posesión el señorío pasó a propiedad de los Marquesa de Valverde de la Sierra, a cuya rama familiar ha pertenecido hasta nuestros días.