Numismática

Al final del reinado de Alfonso VII, el león empezará a aparecer en los documentos regios como signo personal del Rey de León, y se hará omnipresente durante los reinados de Fernando II (1157-1188) y Alfonso IX (1188-1230) como símbolo del Reino de León.

Monedas con leones del reino de León. A, de Alfonso VII; B de Fernando II; C, de Alfonso IX

La primera referencia la encontramos en la Chronica Adefonsi Imperatoris, coetánea de Alfonso VII. En ella, al describir los ejércitos que participan en la toma de Almería, se dice literalmente: 

 

“(…)la florida caballería de la ciudad de León, portando los estandartes, irrumpe como un león (…) Como el león supera a los demás animales en reputación, así ésta supera ampliamente a todas las ciudades en honor. Sus distintivos, que protegen contra todos los males, están en los estandartes y en las armas del emperador; se cubren de oro cuantas veces se llevan al combate”.