La Fundación

a Fundación se rige por lo expresado en la carta fundacional, sus Estatutos y lo previsto en el artículo 149.1 de la Constitución Española, los preceptos de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones que sean de aplicación general, así como la Ley 13/2002, de 15 de julio, de Fundaciones de Castilla y León y demás normas de desarrollo, aplicación y modificación o las que, en su caso, las sustituyan. De acuerdo con la legislación vigente, la Fundación se acoge al Protectorado correspondiente de la Junta de Castilla y León.



El ámbito geográfico en el que la Fundación desarrolla sus actividades se corresponde principalmente con el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Puntualmente puede extender sus actividades al resto de España, la Unión Europea o cualquier otra parte del mundo.